Efectos del "Women's March"

El 2017 comenzó un poco atorado para el blog, porque no estaba encontrando la manera de comenzar el año de la forma en que quería. Cumplí un año de haber comenzando mi vida zero waste, y sentí que necesitaba empezar con algo nuevo para que sigamos adelante como comunidad. No lograba encontrar algo que me inspire a hacerlo de la manera correcta, pero después de pasarme los últimos dos días viendo lo que paso alrededor del mundo el Sábado, como que me desperté.

 

Me faltan las palabras para poder expresar con exactitud lo que me hiso sentir todo esto. Inspiración, nostalgia, orgullo, empoderamiento, fuerza para seguir luchando por mi causa. Aún así no logro transmitir todo lo que quisiera, pero voy a intentar.

 

El levantamiento que hubo este Sábado 21 de Enero alrededor del mundo fue una demostración del poder que tenemos, de que si realmente queremos algo lo podemos lograr. Es increíble pensar que en todo el mundo una sola persona pueda generar tanto odio, pero al mismo tiempo un sentimiento de unión colectiva nunca antes vista. Donald Trump, nuevo presidente electo de Estados Unidos… La verdad ni quiero meterme en ese tema, pero de alguna forma u otra creo que tenemos que apreciar un poco su llegada. No porque crea que sea apto para dirigir nada (mucho menos una nación con ese nivel de poder), sino porque llego en un momento en que como humanidad necesitábamos algo que nos una, que nos haga acuerdo cuales son nuestras prioridades en la vida. Es tan fácil olvidarse de lo que nos es importante gracias a que tenemos tanta información yendo y viniendo constantemente. Si bien la era de la información y tecnología nos ha vuelto, globalmente, más informados, creo que jamás ha existido una generación tan desconectada de si misma. Nos dejamos llevar por la importancia que puede tener un “like”, un “follow”, o quien uso que a donde, o quien dijo que a quien. Pero gracias a este señor, a la ira que nos generó, nos hiso acuerdo que tenemos que recordarnos más a menudo lo que nos es importante.

 

¡Gracias Trump! Por despertarnos; Gracias por hacernos acuerdo que como personas tenemos que trabajar juntos para poder crear un mundo donde queramos y podamos vivir. Gracias por re-vivir nuestra necesidad de influir en nuestras políticas locales, alrededor del mundo, para no dejar que gente como TU se apodere de nuestros derechos más básicos. Gracias por recordarnos que toda vida tiene el mismo grado de importancia. Gracias por hacernos acuerdo que solo tenemos un planeta, y que es NUESTRA responsabilidad cuidar de el. Y finalmente, gracias por devolvernos el poder que por un momento olvidamos que teníamos.

 

Este año las cosas alrededor del mundo van a seguir en la misma ola de locura que pasamos en el pasado, pero la diferencia es que ya despiertos vamos a saber como combatir esa locura.

 

Para mi, como activista, significa que tengo que esforzarme cada día más por explicarles la importancia de cuidar nuestro medio ambiente. Significa que tengo que aferrarme al sentimiento que tengo en este momento, para poder transmitirles lo fuertes que podemos ser cuando nos unimos. Quiero poder lograr demostrarles que al igual que una sola persona puede causar tanto odio, una sola persona también puede generar el cambio. Se que no va a ser fácil mantener este sentimiento, pero escribiendo esto, me comprometo a mi causa de seguir luchando por que cambiemos como funcionan las cosas para poder crear un impacto y lograr un cambio verdadero.