Co-existir

Empezar por algo siempre es mejor que nunca empezar. Muchas veces nos dejamos convencer de que es mas fácil no hacer lo que tenemos que hacer. Nos dejamos llevar por la idea de que, el solo cambiar una cosa no va a generar ningún tipo de impacto. Si, es cierto, el abrumador numero de personas en el mundo se a vuelto un problema, los patrones de consumo se han convertido en nuestro peor enemigo. Pero eso no quiere decir, que TÚ aporte y TÚ cambio, no puedan hacer una diferencia. ¿Cómo? Siendo un líder de ejemplo. Una de las lecciones más grandes que e aprendido en este tiempo de descubrimiento y transición, es que la única forma en la que voy a poder ver los cambios que quisiera que existan, es si yo los creo. Si yo puedo generar la oportunidad de que estos sucedan, voy a poder hacer que se vuelvan una realidad. Si yo quiero comenzar a ver una reducción en el consumo y uso del plástico, YO tengo que reducir mi consumo de plástico.

Es muy fácil dejarse llevar por la mentalidad de “yo hago mejor las cosas por X razón”, pero en este caso seria contraproducente. No creo que mi estilo de vida sea superior o moralmente mejor dirigido que el de nadie más. No estoy haciendo esto para comprobar a la gente que lo que ellos hacen esta mal, o por criticar como funcionan las otras personas. Lo hago porque para mi es importante. Porque si no lo hago yo, nadie más lo va a hacer. La idea de todo esto, de compartir mis ideas, triunfos y desalientos del Zero Waste, es poder crear una alternativa. Quiero poder enseñar (mientras yo misma aprendo), que no tenemos que estar condicionados a vivir o consumir de una manera que esta prediseñada para nosotros por otras personas. Tampoco quiero incentivar a que las industrias vayan a la quiebra, sino más bien, trabajar juntos para crear alternativas más saludables y sustentables para que estas puedan crecer sin poner en riesgo nuestros recursos. Quiero incentivar un dialogo entre, ambientalistas, científicos, empresarios, economistas, abogados, doctores, arquitectos, deportistas, agencias de publicidad, amas de casa, agricultores, políticos, educadores etc., donde juntos creemos un ritmo de cambio.

No existen responsables específicos de lo que esta sucediendo en el mundo. No hay una sola persona a la que le podamos cargar toda la culpa. Es responsabilidad de todos los que compartimos este mundo buscar formas en las que nuestra existencia se transforme de ser co-dependiente a ser co-existente con el medio ambiente. Las personas somos seres increíbles, hemos creado e inventado cosas que son tan impresionantes que a veces parecen mentira. Es momento de poner todo el conocimiento y potencial que existe en nuestro mundo, para crear sin necesidad de destruir.

Este estilo de vida definitivamente requiere de ajustes. No les voy a mentir, es un proceso de mucho cambio, jamás sucederá de la noche a la mañana. Parte de la aventura es observar nuestros hábitos para saber como podemos modificarlos. Exige mucha disciplina y entusiasmo, pero cada pequeña victoria es sumamente gratificante. Mi objetivo es simplemente poder crear una comunidad donde podamos conversar acerca de como consumimos y como nos deshacemos de las cosas en nuestro país. Quiero poder compartir mis experiencias de una manera interesante y practica, que les incentive a cuestionarse e intentar una cosa nueva a la semana. Para mi, todo esto es un experimento de exploración introspectiva, es un viaje personal que e decidido compartir porque creo que hay más personas como yo que quieren contribuir al cambio pero no saben como comenzar. Estoy lista para abrirles las puertas a mi mundo de Zero Waste, y como este va a evolucionando en la cuidad de Quito.

 

Victoria